Un día sin fe.

Hoy no amanecí con el día, hoy no amanecí para vivir, me siento tan inoportuna en este mundo, perdida entre el rigor del desfile de superficialidades. El día amenaza con hostigarme y enviarme nuevamente a la cama, a mi encierro, delatándole al mundo mi rechazo de seguir existiendo.

Solo cabe en mi cabeza contar las horas que faltan para entrar en contacto con mi almohada, avejentada por la humedad que dejan siempre las lágrimas caídas por alguna circunstancia que suelen propiciar ciertas personas que destruyeron mis sentimientos.

Me he cansado de cargar con el amor, ya desgarrada de tantos arañazos de ingratitud, me he quitado ese peso de amar, soltar la mochila donde la llevaba conmigo, soltarla para poder o al menos tratar vivir.

Es mi deseo entrar en un baile eterno con la oscuridad, bajo las sombras puedo estar protegida de este mundo tan claro de hipocresía que me rodea. Prefiero la vida a oscuras, tan oscura y depresiva, una barrera infranqueable para cualquier mortal que intente tan solo conocerme.

Los días suelen pasar tan desesperanzadores, últimamente solo juego con la persiana para que oculte la luz del día en mi guarida, en donde he iniciado la tarea de contrarrestar mi tristeza, empezando con la tarea de odiar algo que desconozco: la felicidad.

Un día en donde no hay fe, día como este es tan repetitivo en mi vida, huyo del mundo, odio mi vida! Y me responderán: ¿tan depresiva te has vuelto?, yo vida no te comprendo – tu vida ya no me comprendes, me siento tan saturada del mundo, me encuentro botando toda la melancolía, soltando los sentimientos que me hacían padecer de amor, insistiéndole a la vida que es mejor perder la fe, estar preparada para todo, hasta para nunca amar.

posted under |

1 comentarios:

Anónimo dijo...

aveces me siento asi que no hay ganas y fuerzas que la vida continua y hay que seguri adelante y hacer loq ue quiero vivir mi vida a mi manera super amiga esta re lindo

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Los que me leen son....

Lo que soy.

Mi foto
donde me puso la vida, Lima, Peru
Tengo la necesidad de hacer catarsis cada cierto tiempo, porque se me llenan la mente de historias. Es preciso escribir en el tiempo y en el instante que las estoy sintiendo a plenitud.

Los que quisieron seguirme

Por qué son palabras que se gastan con el tiempo?

Escribo sobre mis recuerdos y mis sentimientos para no olvidarlos. A través de cada frase no le permito al tiempo que borre lo que sentí alguna vez, no le permito al tiempo que me haga olvidar momentos, emociones, lágrimas, sonrisas. No permito que las palabras se gasten con el tiempo.


    Share It


Recent Comments